En este momento estás viendo Chips crujientes de queso parmesano

Chips crujientes de queso parmesano

Dale un toque creativo a tus platos con estos estos chips crujientes de queso parmesano, es una recetas muy muy fácil de hacer. Hasta ahora es la más fácil que he subido al blog 🙄.

Tan solo necesitas un ingrediente: queso. En este caso te muestro esta receta con queso parmesano, que es uno de mis preferidos, ¡Me fascina su sabor! Pero también puedes utilizar cualquier otro queso curado.

Queso para rallar

Sé creativa y añádelos donde te apetezca…la imaginación al poder!! Tendrás el éxito garantizado 😃.

Son geniales para acompañar tus cremas o purés preferidos, como este puré de calabacín delicioso o simplemente para un aperitivo crujiente y sorprender a tus invitados.

Chips crujientes de queso parmesano

Lleva tus platos a otro nivel aportando sabor y una textura crunch!!

Los puedes hacer con un toque extra, añadiendo por encima hierbas y especias de tu elección.

Te muestro 2 opciones para hacer estos chips crujientes de queso parmesano.

Se pueden hacer a la sartén o en el horno.

Ingredientes

  • 100 g de queso parmesano

Opción 1: Cómo hacer chips de queso parmesano en una sartén

  1. Lo primero que tienes que hacer es rallar el queso con un rallador.
  2. Pon a calentar una sartén a fuego medio-alto y cuando notes que está caliente, añade el queso. Haz 2 o 3 montones con él, según la capacidad de tu sartén. Es mejor que no se toquen ya que sino se juntarán.
  3. Cuando los bordes empiecen a dorarse, retira el queso con unas pinzas o una espátula.
  4. Colócalos en una superficie plana y deja que se enfríen y endurezcan.
  5. Y ya están listos para decorar tus platos.

Opción 2: Cómo hacer chips de queso parmesano en el horno

  1. Ralla el queso, como en la opción 1.
  2. En una bandeja de horno forrada con papel de horno o vegetal, coloca varios montones del queso parmesano rallado.
  3. Introduce la bandeja en el horno y hornea el queso a 180ºC durante 5-10 minutos o hasta que empiecen a dorarse. Contrólalos ya que cada horno es diferente y puede variar los tiempos.
  4. Retira la bandeja del horno y deja enfriar los chips de queso. Verás que cuando están fríos, se despegan con facilidad del papel de horno.

Y ahora a sorprender a los que más quieras!!

Deja una respuesta