En este momento estás viendo Cómo hacer THAINI casero, ¡verás que fácil de es!

Cómo hacer THAINI casero, ¡verás que fácil de es!

Verás como hacer thaini en casa es muy sencillo, más económico que comprarlo ya preparado y además más saludable, aunque si tienes que recurrir alguna vez a comprarlo ya hecho, mira siempre la etiqueta y asegúrate de que sea 100 % natural.

El thaini es una crema elaborada con semillas de sésamo molido y aceite de oliva y/o agua. Es una pasta que tiene propiedades muy beneficiosas y muy nutritivas. Entre ellas se destaca por sus ácidos grasos esenciales, antioxidantes y proteínas además de ser un buen aliado de nuestra digestión.

Puedes hacer la pasta de thaini con las semillas de sésamo tostado o también crudas, si decides tostarlas el sabor es más intenso y el color de la crema es más tostado, y si no, te quedará una salsa más suave y de color más claro. ¡Queda muy rica de cualquier modo!

Tan solo necesitas 2-3 ingredientes, aquí lo imprescindible son las semillas de sésamos, después el aceite o agua, y la sal opcional. Verás que en unos 15 minutos la tienes preparada.

Con qué acompañar la crema THAINI casera

Una vez hecha, la puedes conservar en la nevera en un tarro de cristal, aguanta bien por varias semanas.

El thaini es un ingrediente muy conocido para elaborar hummus, pero también es excelente para untar en tostadas de pan, para elaborar galletas o bollería casera, para preparar salsas, aliños o vinagretas, añadir para enriquecer barritas,…como ves la puedes utilizar en muchas otras recetas y como alternativa también a la mantequilla o al aceite.

Como hacer THAINI casero

Para

150 g de thaini

Total

15 minutos

Elaboración

Fácil

Ingredientes:

  • 1 taza o 150 g de semillas de sésamo
  • 2-4 cdas de aceite de oliva suave o agua
  • 1 pizca de sal (opcional)

Preparación:

  1. Lo primero, es lavar las semillas de sésamo en agua y escurrirlas muy bien. Ponlas a tostar en una sartén a fuego medio por unos minutos, verás como van cambiando de color a tostado. Múevelas a menudo para que no se queme. Después déjalas enfriar.
  1. Una vez frías, colócalas en un procesador y tritúralas un poco.
  1. Añade el aceite y la sal y continua triturando hasta obtener una textura tipo crema.
  1. Ya puedes utilizarla para otras elaboraciones o bien conservarla en la nevera, en un tarro de cristal con tapa.

Está muy rica, úntala en una rebanada de pan y ponle alguna mermelada por encima y verás que delicia.

Que la disfrute, feliz día!

Deja una respuesta