En este momento estás viendo Helados MAGNUM caseros de nata y crema de cacahuete

Helados MAGNUM caseros de nata y crema de cacahuete

  • Categoría de la entrada:HELADOS / Recetas

Ya tenia yo ganas de hacer estos helados MAGNUM caseros, así que esta semana me he comprado unos moldes de silicona para poder hacerlos fácilmente.

Y así es, son súper fáciles de hacer. Se desmoldan fácilmente, una vez están bien congelados, para después bañarlos en un rico chocolate derretido y tener unos deliciosos MAGNUMs.

Helados Magnum

Yo en esta ocasión, estos helados Magnum los he hecho de nata y los he bañado con chocolate de 70% de cacao.

En casa la nata nos gusta sin azúcar, así que no le he añadido ningún endulzante.

He hecho 4 helados con relleno de nata y crema de cacahuete, y los otros 4, solo con nata a la que le he añadido unas virutas de chocolate con leche, y no le he añadido crema de cacahuete, porque a la peque de la casa no le gusta, así que estos serán para ella.

Helados MAGNUM

La verdad que me han encantado estos moldes, vienen 2 con 4 cavidades de helados cada uno, o sea, para hacer 8 helados en total. Como son de silicona, el helado una vez congelado, se desmolda muy bien.

Realmente los voy a utilizar muchísimo. Empieza la temporada de hacer helados caseros en casa 🍨.

Te dejo el link a estos moldes, por si quieres hacerte con uno de ellos.

Moldes de silicona para hacer unos súper helados 

¡Y ahora vamos a ellos!

Cómo hacer estos ricos helados MAGNUM caseros


Raciones: 8 helados

Tiempo de preparación: 20 min + tiempo de congelación mín. 8 horas


Ingredientes

Ingredientes:

Para el relleno de nata

  • 500 g de nata para montar o crema de leche para montar 35% m.g.
  • Crema de cacahuete al gusto o otra crema de tu elección
  • 1 onza de chocolate con leche para trocear en virutas
  • Endulzante de tu elección (opcional)

Como ya te he comentado, yo no he añadido ningún endulzante, pero si tu paladar está acostumbrado al dulce, puedes añadir el endulzante que quieras a la nata.

Para la cobertura

  • 200-300 g de chocolate negro (una tableta)
  • 2 cucharadas aceite de coco

Elaboración del relleno de los helados:

Asegúrate de tener la nata o crema para montar muy fría, puedes meterla en el congelador unos 10 minutos antes de montarla.

  1. Monta la nata o crema de leche, con una varillas eléctricas o manual. Si la vas a endulzar añade el endulzante en este paso.
  2. Rellena los moldes hasta la mitad con la nata montada. Añade en medio unas cucharadas de crema de cacahuete y vuelve a añadir más nata hasta cubrir los moldes. No te olvides de introducir los palos en cada helado.

Yo he rellenado 4 cavidades de helados con nata y crema de cacahuete (1 molde).

  1. Al resto de nata montada, añádele una virutas o trocitos de chocolate, mezcla y rellena el otro molde completamente. Introduce los palos igual que con el otro molde.
  2. Tapa cada molde con film transparente, para que no se forme escarcha. Introdúcelos en el congelador, encima de una superficie plana, para que no se deformen. Y deja que se congelen al menos durante 8 horas, aunque te aconsejo que sea de un día para otro.

Elaboración para cubrirlos de chocolate

Una vez ya están congelados, es momento de preparar la cobertura de chocolate.

  1. Trocea el chocolate y ponlo a fundir. Lo puedes hacer al baño maría o en el microondas. Yo he optado por esta última. Para evitar que se queme, ponlo en la función descongelar o a baja potencia, durante 1 minutos y después de 30 segundos en 30 segundos, hasta que veas que está casi fundido. Lo sacas y le añades el aceite de coco. Remueve bien.
  2. Ahora pon el chocolate derretido en un vaso alto y estrecho y ves introduciendo los helados, recién sacados del congelador, y sumérgelos hasta que queden cubiertos del chocolate. Es importante que el chocolate no esté muy caliente para que el helado no se funda. Verás que de seguida se solidifica el chocolate.

El chocolate se va a ir espesando a medida que vas bañando los helados fríos, entonces vuelve a meterlo en el microondas unos segundos para que se vuelva más líquido.

¡Y ya puedes disfrutar de unos helados MAGNUM caseros deliciosos!

🧊 CONSERVACIÓN: puedes guardar los helados en un recipiente con tapa en el congelador y disfrutarlos cuando más te apetezcan.

Helados de Magnum relleno de nata y crema de cacahuete

Deja una respuesta