En este momento estás viendo Albóndigas de lentejas rojas con sofrito de tomate

Albóndigas de lentejas rojas con sofrito de tomate

Esta receta de albóndigas de lentejas rojas con sofrito de tomate es una rica variable a las albóndigas de carne, así que son aptas para vegetarianos y veganos.

Las albóndigas las podemos elaborar con una gran variedad de ingredientes: carnes, pescados, verduras…además las salsas que preparemos para combinarlas también pueden ser infinitas.

En este caso he elegido hacerlas con lentejas rojas, bueno se le llaman rojas aunque yo las veo más cerca de ser naranja…pero el color tampoco importa. También las puedes elaborar con otra variedad de lentejas como por ejemplo la pardina, aunque los tiempos de elaboración tardarán más ya que las lentejas marrones tienen un proceso de cocción más largo. De todas formas quedan deliciosas ya que no varía su sabor ya que los dos tipos de lentejas saben muy similar.

Yo utilizo mucho las lentejas rojas porque como no necesitan remojo previo a su cocción, las tengo listas en poco tiempo. Me gusta añadirlas a purés o cremas para espesarlas y además darles un aporte de proteínas; y hacer un plato más nutritivo. Además son muy recomendables para las personas que padecen problemas digestivos, como no tienen piel se digieren mucho mejor que las otras.

El paso a paso de las albóndigas de lentejas rojas con sofrito de tomate

Para

4 personas

Total

45 minutos

Dificultad

Fácil

Ingredientes para el sofrito de tomate

  • 1/2 cebolla
  • 1/ pimiento verde
  • 2 cdas. de aceite de oliva virgen extra
  • 500 g de tomate natural
  • 1 cdta. azúcar
  • sal
  • 5 hojas de albahaca

Ingredientes para las albóndigas

  • 1/2 cebolla
  • 100 g o 6 champiñones medianos
  • 2 dientes de ajos
  • 1 cda. de aceite de oliva virgen extra
  • 200 g de lentejas rojas
  • 50 g de harina de avena
  • sal y pimienta
  • Un puñado de hojas de perejil troceado

Con estas cantidades salen unas 16 albóndigas de la medida de una nuez.

Preparación

  1. Para la salsa de tomate. Pica la cebolla y el pimiento verde y póchalos en una sartén con aceite de oliva virgen extra. Añade el tomate natural triturado y agrega el azúcar, la sal y las hojas de albahaca. Cocina la salsa a fuego suave por 30 minutos o hasta que el tomate haya reducido.

En el blog tengo la receta completa de como hacer salsa de tomate casera, con trucos para que te quede perfecta.

  1. Para las albóndigas. Lava bien las lentejas con agua y ponlas a hervir, déjalas cocer durante 10-15 minutos (sigue las indicaciones de tiempo que marque la etiqueta del fabricante de tus lentejas). Mira bien de no pasarte con el tiempo de cocción porque empezarán a quedarse harinosas. Pica en trozos muy pequeños, la cebolla, los champiñones y los dientes de ajo. Pon a pochar primero la cebolla en una sartén con aceite de oliva virgen extra, después añade los ajos, los champiñones, la sal y la pimienta y cocinalo todo a fuego medio hasta que los champiñones empiecen a dorarse. Retira del fuego y reserva.
  1. Pon en un bol la mezcla de verduras junto con las lentejas y un poco de perejil picado y remueve. Ves añadiendo la harina de avena y mezcla hasta obtener una pasta más compacta. (Añade la harina poco a poco para que puedas ver la consistencia de la mezcla y decidir si necesita más o menos cantidad). Deja reposar la mezcla en la nevera 10 minutos.
  1. Forma bolas con la mezcla y pásalas por harina de avena. Cuando las tengas listas hornearlas unos 15 minutos a 190º C, a la mitad del tiempo dales la vuelta para que se doren por igual. También puedes freirlas en una sartén con abundante aceite, pero en mi opinión es más saludable hornearlas.
  1. Añade las albóndigas al sofrito de tomate y albahaca y cocina 5 minutos para que se empapen bien de la salsa de tomate.

SUGERENCIAS: Puedes comerlas solas con la salsa de tomate o añadirlas a un plato de pasta.

Y ya podemos comerlas, espero que te decidas a hacerlas y las disfrutes.

Deja una respuesta